Pese a las buenas intenciones, tras las fiestas las personas compran alimentos extra

Es un clásico de las fiestas: “después del brindis empiezo a comer mejor, en menos cantidad y en forma saludable. Y también iré al gimnasio”.

Pero, a pesar de todas esas buenas intenciones para comer mejor y perder peso, lo cierto es que un trabajo realizado por expertos de la Universidad de Vermont demostró que después de las vacaciones la gente compra la mayor cantidad de alimentos y calorías.

El estudio se publicó en la revista científica PLoS ONE, y comprobó que el gasto promedio del consumidor -en materia de alimentos- aumenta un 15 % durante la temporada de vacaciones.

Y la mayor parte del aumento se atribuye al consumo de niveles más altos de la denominada “comida chatarra”.

“Los compradores compran la mayor cantidad de alimentos después de Año Nuevo. Y calculamos que es el equivalente a un aumento de 9% en calorías por encima de los niveles de vacaciones, resumió la doctora Lizzy Pope, de la Universidad de Vermont, quien dirigió el estudio con gente del Cornell University’s Food and Brand Lab.

EL PROBLEMA

“Usualmente la gente comienza el año nuevo con intenciones de comer mejor”, dijo Pope. “Y si es cierto que eligen productos más saludables. El problema es que se siguen comprando cantidades de alimentos pocos saludables. Así el canasto de las compras termina teniendo más calorías que en otra época del año”.

PROPUESTA DE SOLUCION

Para hacerle frente a esta situación los investigadores recomiendan que los consumidores recurran a hacer listas de compras escritas para tratar de evitarse la compra impulsiva de alimentos “chatarra”.

Y, por supuesto, sustituir la comida menos saludable con productos frescos, frutas y verduras, ricos en nutrientes.